www.ROSBERG.es Blog de Apuestas Deportivas

Pub BG Apuestas Deportivas Rosberg

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 20 de julio de 2011

La otra cara de las apuestas (3ª parte)

Nuestra única posibilidad para "defendernos" de las prácticas descritas en las entradas anteriores, si queremos apostar e (intentar) ganar dinero, es tratar de identificar estos partidos “amañados” con un doble objetivo: evitar las considerables pérdidas que pueden acarrearnos, y, porque no decirlo, conseguir dinero “fácil” por llamarlo de alguna forma, aunque yo no recuerdo ninguna apuesta en la que no haya tenido mi dosis de sufrimiento.

Como pequeños apostantes no tenemos la capacidad para amañar partidos, ni para evitar que otros lo hagan, así que trataremos de que esta práctica nos beneficie o, al menos, no nos perjudique. Y solo teniendo la información adecuada podremos conseguirlo.

Uno de los indicios que puede llevarnos a sospechar de un partido es el volumen de dinero que se mueve en cada apuesta. Tened en cuenta que quien se toma la molestia de amañar un partido no lo hace precisamente para apostar pequeñas cantidades, sino para apostar fuertes sumas, algo que, por ejemplo, en partidos de ligas menores llama mucho la atención, y debe alertarnos de alguna posible irregularidad.

También puede servirnos de ayuda la desmesurada cantidad de información que circula por internet, una información que por desgracia no siempre es fiable, por lo que nuestra experiencia e intuición debe jugarán un papel clave a la hora de discernir a cuál hacer caso y cuál desechar. Cada día encontraréis en distintos foros informaciones de posibles apuestas “seguras”, pero muchas de ellas serán erróneas, inadvertida o intencionadamente. Porque no olvidéis que, al igual que ocurre en la Bolsa de Valores, cuando alguien quiere introducir mucho dinero (especialmente si se trata de un mercado “estrecho”) ha de generar un rumor en sentido contrario, para que los desajustes de oferta y demanda, no provoquen un desplome del precio que interesa al especulador. Por eso es de crucial importancia saber valorar la fiabilidad de una fuente, algo para lo que no existen, desgraciadamente, fórmulas mágicas. Solo con el paso del tiempo, y si tenemos suerte y talento para ello, conseguiremos desarrollar un sexto sentido que nos permita una adecuada criba de la información.

Y con esto doy por finalizada esta pequeña aproximación al lado “oscuro” de las apuestas. Espero que os hay resultado de interés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario