www.ROSBERG.es Blog de Apuestas Deportivas

Pub BG Apuestas Deportivas Rosberg

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 4 de octubre de 2011

20-N Elecciones Generales

Apenas queda mes y medio para las elecciones generales, y los socialistas han elegido una fecha cargada de simbolismo como es el veinte de noviembre (20-N).

Aunque nuestro obsoleto sistema electoral, pactado durante la transición y que hoy en día necesita una modificación urgente, parece diseñado para dar una mayoría simple a uno de los dos grandes partidos, que necesitaría así el apoyo de alguna fuerza minoritaria para gobernar, puede que la actual crisis mundial (especialmente grave en España y otros países europeos) nos depare un escenario postelectoral distinto.

En la actualidad el Partido Popular parece el único con alguna (escasa) posibilidad de alcanzar una mayoría absoluta, que le permitiría gobernar adecuadamente en una situación tan delicada como la actual; sin estar sometido a los caprichos (y en algunos casos desvaríos) de partidos con un respaldo popular ridículo o insignificante, y que se aprovechan una desfasada ley electoral, para alcanzar un poder y un protagonismo inmerecido e injusto.

Esperemos que las urnas den paso a una legislatura donde el gobierno pueda llevar a cabo, con tranquilidad pero con firmeza (y sin estar sometido al “chantaje” de políticos con delirios de grandeza), las necesarias e inaplazables reformas que nos permitan recuperar nuestra maltrecha economía.

Y en un alarde de optimismo, también sería bueno, que los líderes del PP y del PSOE dejasen a un lado sus diferencias y, para velar por el bien y el interés general, abordasen la citada modificación de la ley electoral, para intentar conseguir un sistema más justo y representativo de la voluntad popular.

Solo me queda recordar que en todas las elecciones hay motivos de preocupación:

-En el ámbito municipal, hay que preocuparse por el político que quiere la cartera de Urbanismo. Habitualmente un personaje avaricioso, que busca un enriquecimiento a corto (cortísimo) plazo.

-En el ámbito autonómico, hay que preocuparse por el político que quiere la cartera de Educación.  Normalmente un individuo, con delirios de persecución y de grandeza, que sueña con conseguir (a medio/largo plazo) su “ejército” de ciudadanos adoctrinados según sus ideales, fruto de fantasías de dudosa verosimilitud.

-En el ámbito estatal, hay que preocuparse por todos los político sin excepción, ya que es donde concurre “lo peor de cada casa”. Ególatras, prevaricadores, trastornados,…, y toda suerte de gente ruin, ven en la política la oportunidad de saciar sus ansias de poder, notoriedad y riqueza (aunque no descarto completamente la posibilidad de que exista algún político honrado y de nobles intenciones).

Y ahora, si tenéis valor, preparad las papeletas y votad al menos malo (que aún no tengo claro quien es) xD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario